miércoles, 11 de marzo de 2015

Los “calores” de la menopausia pueden durar hasta 14 años

Los “calores” de la menopausia pueden durar hasta 14 años

Lo afirma un estudio entre 1.500 mujeres. Probaron que cuanto antes empiezan los sofocones, más duran.
Entre los 45 y los 55 años es cuando se produce la última menstruación.
Entre los 45 y los 55 años es cuando se produce la última menstruación.
Los famosos calores que sufre la mayoría de las mujeres en la menopausia no sólo son molestos sino que también pueden prolongarse bastante. Un nuevo estudio asegura que los sofocones pueden llegar a durar 14 años. Y que cuanto antes comienzan, más duran.
La investigación publicada en JAMA Internal Medicine incluyó a un grupo de 1.500 mujeres de razas, etnias y lugares diferentes. Se las siguió durante 17 años. Es el estudio más amplio realizado hasta ahora. Todas las mujeres estudiadas sufrían sofocones intespestivos o sudoración nocurna. La conclusión es que, en promedio, las mujeres tuvieron síntomas durante 7,4 años. La mitad de las mujeres se vieron afectadas unos tres años, pero la otra mitad sufrió los calores durante más tiempo, algunas incluso por 14 años.
El estudio también mostró que, cuanto antes comenzaban los calores, más tiempo duran. Entre las mujeres que tuvieron sofocos antes de dejar de menstruar, la mayoría continuó varios años después de la menopausia. Una de cada ocho mujeres empezó con los sofocos mientras sus períodos todavía eran regulares. Y dos tercios comenzaron en la perimenopausia, cuando los períodos van y vienen. Este último grupo tuvo síntomas durante una media de 11,8 años, tres veces más de la media de 3,4 años de las mujeres cuyos sofocos comenzaron después de interrumpidos los períodos. “Si una mujer no tiene sofocos hasta después de haber dejado de menstruar, no los tendrá durante tanto tiempo”, dijo Nancy Avis, autora principal del estudio.
Los investigadores siguieron a las mujeres que participaron en el estudio, que provenían de siete ciudades de los Estados Unidos, de 1996 a 2013. Hallaron diferencias significativas entre los distintos grupos étnicos. Las afroamericanas resultaron tener síntomas el doble de tiempo que las asiáticas. La media para las mujeres hispánicas es de 8,9 años y, para las hispánicas blancas, de 6,5 años. Los motivos no están claros. “Podrían deberse a la genética, la dieta, los factores reproductivos o la cantidad de hijos”, dijo Avis.
“Los sofocos son la sensación de calor subita acompañado de sudoración y enrojecimiento. Generalmente comienzan en la cara o en el tórax. La frecuencia, intensidad y duración del sofoco varían de mujer a mujer y duran unos dos minutos. Más del 70% de las mujeres desde la perimenopausia pueden presentar sofocos, solo 10% son severos y requerirían algún tipo de tratamiento, ya sea hormonal o no hormonal, como fitoestrógenos, soja, técnicas alternativas, medicamentos que elevan los niveles de serotonina. La actividad física aeróbicas y una alimentación saludable pueden disminuir los síntomas”, explicó Alejandro Hakim, jefe de obstetricia del Hospital Ramos Mejia.
Para Guillermo Zimmermann, de Swiss Medical Center, ya se sabía que los calores podían extenderse por años, pero asegura que “este nuevo estudio pone las cosas más claras y ordenadas porque reúne los requisitos por la cantidad de casos, por la diversidad de la muestra y por el tiempo de seguimiento de tantos años”.
Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/menopausia-ciencia-salud_0_1316868344.html