lunes, 29 de febrero de 2016

Obra de acceso al hospital


Finalmente la obra de acceso al Hospital finalizó en febrero de 2016, permitiendo el acceso directo de las ambulancias y vehiculos a la entrada principal de la Institucion.
La obra se habia anunciado en 2015 en reuniones vecinales promovidas por la Comuna 3. En el boceto se veia cómo se proyectaba la reforma de parte del frente del hospital Ramos Mejía. Nota original: Buenos Aires, 20 de enero de 2014. La Comuna 3 (Balvanera y San Cristóbal) difundió imágenes sobre las obras proyectadas para la esquina de Agrelo y Urquiza, un nodo importante en la zona porque allí está el hospital Ramos Mejía y también se emplaza la Comisaría Octava. 

El año pasado se hicieron reuniones con vecinos y también se había llamado a licitación. A través de una licitación privada (Expediente N° 9.096.059/DGTALCIU/14, licitación N° 68/SIGAF/2014) se contratara un servicio para el trabajo llamado “Esquina Urquiza y Agrelo“. 

Según cuenta el boletín del 2 de septiembre de 2014, iba a ser a través del sistema de contratación a “Ajuste alzado” y contará con un presupuesto oficial de $ 2.043.005,45. El plan de ejecución será de “noventa (90) días corridos”. 

“La propuesta, llevada a cabo junto a los vecinos de la Comuna 3 de Buenos Aires, consiste en intervenir el acceso al Hospital Dr. J. R. Ramos Mejía, ubicado sobre la avenida General Urquiza, y abarca el mejoramiento de veredas y accesibilidad sobre las esquinas en tramo de la calle Agrelo, entre General Urquiza y La Rioja. Y el mejoramiento de veredas y accesibilidad sobre los frentes del Polideportivo y la escuela polimodal ubicados sobre calle La Rioja”, informó el Presidente de la Junta Comunal 3, Christian Etchezuri. 

“Además se realizarán mejoras del sector de acceso frente al hospital, con la nivelación de veredas y la incorporación de rampas de accesibilidad, trabajos de paisajismo y equipamiento, mejoras para la circulación peatonal y vehicular de la zona, delimitación de áreas de estacionamiento, y la incorporación de una reja de protección para peatones frente al colegio”, detalló el Presidente de la Junta Comunal. 

En la página abierta en las redes sociales por el gobierno porteño para difundir sus acciones y promover la participación vecinal fuera de los mecanismos establecidos por la Ley de Comunas, BA Participación Ciudadana en Factbook, el 14 de enero se publicó el pedido de la hermana de los actores Julio y Alfonso de Grazia, de recordar el lugar de sus nacimientos, Agrelo 3028, con una placa. 



Proyecto


Estado de la obra (marzo 2014)

viernes, 19 de febrero de 2016

V Curso de Formación para Cuidadores de personas con discapacidad Año 2016


Hospital General de Agudos “José María Ramos Mejia”
Departamento Área Programática de Salud.

División Programas y Centros de Salud

V Curso de Formación para Cuidadores de personas con discapacidad
Año 2016
¿De qué se trata?
Un curso que permite formar a los estudiantes profesionalmente en distintas funciones que competen a un cuidador de personas con discapacidad.
La tarea comprende: asistencia, acompañamiento, contención, orientación, asesoramiento y desarrollo de autonomía, incluyendo la posibilidad de dar respuesta a las necesidades del entorno de las personas con discapacidad.

¿A quién va dirigido?
Personas de ambos sexos con interés en el tema

Requisitos:
Secundario completo
Mayor de 18 años
• Entrevista previa

¿Dónde?
En el aula del 1º piso del Área Programática del Hospital Ramos Mejía. Urquiza 609, CABA
¿Cuándo?
Días LUNES, frecuencia semanal. De 9:00 a 12:30 hs.
Abril a diciembre.

Inicia el 4 de Abril de 2016

Informes e inscripción al 4957-2554 de 9 a 16 hs.
    Actividad NO arancelada. Cupos Limitados


viernes, 12 de febrero de 2016

Información para la Comunidad Dengue, Chikungunya y Zika



Información para la Comunidad: Dengue, Chikungunya y Zika

Epidemiología (Departamento de Área Programática)
Infectología (Departamento de  Medicina)
Hospital Ramos Mejía
2016

Dengue, Fiebre Chikungunya y Fiebre Zika, Qué tienen en común?

Son enfermedades agudas con fiebre de corta duración
No provocan tos ni catarro ni resfrío ni afonía ni dificultad para respirar
Están provocadas por virus
No tienen vacuna preventiva
No tienen medicación específica
Se transmiten mediante la picadura del mosquito hembra Aedes aegypti
Puede haber casos “autóctonos” (sin viaje previo) y casos “importados” (con viaje a regiones con gran cantidad de enfermos como Paraguay, Brasil, Colombia, Venezuela, México, Centro-América, África central y SE asiático)
En nuestro país tenemos casos importados y autóctonos de Dengue (las provincias más afectadas son Misiones y Formosa), pero hasta el momento sólo casos importados de Chikungunya y de Zika 

En qué se diferencian?

DENGUE:
El virus tiene 5 variantes, cada una puede provocar infección que no deja protección frente a las restantes.
Cada nueva infección puede ser más grave
Puede producir sangrados y cuadro de shock grave con necesidad de internación en Terapia Intensiva

FIEBRE CHIKUNGUNYA:
Causa mucho dolor de articulaciones, a veces con inflamación. Esto puede durar hasta meses después de que las otras molestias y la fiebre desaparecieron
No provoca sangrados ni shock grave 

FIEBRE ZIKA:
Provoca más lesiones neurológicas (falta de fuerza,dolores y hormigueos en piernas, dificultad para tragar, para orinar y defecar)
No provoca sangrados ni shock grave 
Se podría asociar a  malformaciones congénitas en bebés nacidos de madres que se infectaron durante el embarazo (microcefalia, alteraciones visuales y auditivas, gran discapacidad de por vida)
Se podría transmitir por vía sexual (en estudio)

Mosquito Aedes aegypti
Pequeño, de medio centímetro, con rayas blancas en las patas
Pica al atardecer y al amanecer
Vive dentro de las casas
Vive un mes
Su vuelo no supera una distancia de 2 cuadras
La hembra pone los huevos en agua limpia y estancada
Su picadura no deja ninguna roncha especial

Lucha contra el mosquito
Coloque mosquiteros en ventanas (metálicos o artesanales)
Coloque sistemas para ahuyentar mosquitos (los que se enchufan o los viejos espirales)
Elimine cacharros que junten agua en balcones, patios y jardines
Coloque boca abajo los recipientes útiles (macetas, baldes, botellas, juguetes) que estén balcones, patios y jardines,  para que no acumulen agua de lluvia 
Lave con agua y jabón y cambie todos los días el agua de floreros y bebederos de animales domésticos
Si tiene plantas en agua, páselas a macetas con arena o tierra
Observe y repare canaletas que mantengan agua estancada
Coloque arena en el plato bajo macetas para evitar sitio de criadero de mosquitos en el agua extra del regado
Proteja a los niños pequeños con mosquitero en cunas y coches de paseo

Uso de repelentes
Los que contienen DEET son útiles tanto en aerosol como en crema (tipo Off)
Los niños de más de 2 meses, embarazadas y adultos se deben colocar el repelente cada 4 hs (envase naranja) o cada 6 hs (envase verde)
Los niños menores de 2 meses sólo pueden usar los repelentes a base de aceite de citronela que se colocan cada hora
El repelente se coloca en todas las partes expuestas del cuerpo evitando la sona de  los ojos y la boca (porque es irritante)
El repelente en aerosol se puede colocar por encima de la ropa
Siempre un adulto tiene que colocarle el repelente al niño
No se debe colocar repelente sobre piel lesionada o enferma
Luego de ponerse repelente, recuerde  lavarse bien las manos 

Cuándo consultar?
Fiebre mayor a 38 junto con alguno de los siguientes:
dolor de cabeza o detrás de los ojos
dolores en el cuerpo, músculos y articulaciones
erupción o brote en la piel
sangrado de las encías o la nariz
dolor de vientre, ganas de vomitar, vómitos o diarrea

Cómo consultar en el Hospital?
ADULTOS
Lunes a viernes 8 a 20 hs dirigirse al Consultorio de Febriles (planta baja) SIN TURNO PREVIO
Lunes a Viernes de 20 a 8 hs, Sábados, Domingos y Feriados dirigirse a la Guardia General 
Si consultó en el CESAC 11 ó el 45, en los Centros Barriales o los Consultorios de los Médicos de Cabecera de la Cobertura Porteña de Salud, será derivado al Hospital según las mismas condiciones anteriores
NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES
Lunes a Viernes de 8 a 20 hs en Consultorios Externos de Pediatría (planta baja) SIN TURNO PREVIO
Lunes a Viernes de 20 a 8 hs, Sábados, Domingos y Feriados en la Guardia de Pediatría (Pabellón de Pediatría)
Si consultaron en el CESAC 11 ó el 45, en los Centros Barriales o los Consultorios de los Médicos de Cabecera de la Cobertura Porteña de Salud, serán derivados al Hospital según las mismas condiciones anteriores.



Recomendaciones para viajeros a países con muchos casos de Dengue, Chikungunya o Zika
Para su evaluación consulte a Infectología por lo menos 2 semanas antes de la fecha de salida, sacando turno:
      - desde teléfono fijo al 147 
      - por internet www.buenosaires.gob.ar
      - persontalmente en Turnos
Embarazadas que se trasladen a Brasil: dentro de lo posible evitar el viaje, en caso contrario  usar repelentes
 Recuerde que no está permitido embarcarse en el avión con repelentes en aerosol en el equipaje de mano o que se lleva dentro de la cabina. Puede llevar el repelente dentro de la valija que despache para la bodega del avión.
Al regresar del viaje, consulte rápidamente si aparece fiebre y avise en qué lugares estuvo

Algunas recomendaciones generales
Tome solamente Paracetamol para la fiebre y dolores hasta la consulta con el médico
Si el médico considera que puede tener Dengue, Chikungunya o Zika le indicará:
     - realizar análisis de sangre por Guardia
     - concurrir a control cada 48 hs
     - mantenerse alejado de mosquitos (para evitar que haya más infectados) con uso de repelente (usted y sus familiares y convivientes), mosquiteros en las ventanas de su casa y sistemas  ahuyentadores
En caso de confirmarse el diagnóstico, un grupo de médicos del Hospital se acercará a su casa y casas vecinas con la finalidad de ayudarlo a eliminar potenciales criaderos de mosquitos y a evaluar otros potenciales enfermos

martes, 9 de febrero de 2016

Juntos podemos prevenir el Dengue, Fiebre Chikungunya y Zika


Recomendaciones e información sobre las enfermedades. Sus síntomas, formas de prevenirlas y tratamiento.

El Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y la Ministra de Salud, Ana María Bou Pérez, visitaron el lunes 25 de enero a varias familias y hablaron sobre las medidas de prevención que se están implementando en la Ciudad para frenar la reproducción del Dengue. Ya se fumigaron parques, plazas, fuentes y lagos. Hay consultorios que atienden a pacientes con fiebre alta y guardias durante la noche. Además, se recorren diversos barrios y villas para hacer tareas de limpieza.

Características del mosquito Aedes Aegypti:

Vuela y pica durante horas del día (en general por la mañana temprano y a la tardecita).
Vive en casas y su alrededor; lugares sombreados, frescos y tranquilos. (Es peri domiciliario).
Es de contextura pequeña y oscura.
¿Cuáles son los síntomas?

Dolores musculares, articulares, fatiga, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), erupciones, náuseas, vómitos o fiebre alta.

¿Cómo se transmite?

Se trasmite cuando la hembra del Aedes aegypti se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a otra persona sana. La enfermedad no se trasmite directamente de una persona a otra. Sin mosquito no hay enfermedad.



Prevención

Una de las principales acciones de prevención es impedir la presencia del mosquito transmisor en las viviendas y su entorno. Este mosquito se cría en recipientes y objetos que acumulan agua.

La efectividad de la prevención depende de todos, por eso es importante:

Evitar tener recipientes que contengan agua estancada, tanto dentro como fuera de la casa.
Renovar el agua de floreros y bebederos de animales día por medio.
Deshacer todos los objetos inservibles que estén al aire libre y en los que se pueda acumular agua (latas, botellas, neumáticos).
Colocar boca abajo los recipientes que no estén en uso (baldes, frascos, macetas).
Tapar los recipientes utilizados para almacenar agua (tanques, barriles, toneles).
Agujerear, romper, aplastar o colocar arena en aquellos recipientes que no puedan ser eliminados y cuya permanencia pueda constituir potenciales criaderos de mosquitos.
Limpiar las canaletas y desagües pluviales de la casa.
No atar botellas a árboles y canteros.
Ante la presencia de mosquitos sume estos consejos:

Aplicar repelente en aerosol, crema o líquido en las partes del cuerpo no cubiertas por la ropa.
Colocar mosquiteros o telas metálicas en las aberturas de las viviendas.
Protegerse de los mosquitos utilizando espirales, pastillas o líquidos repelentes.
Reforzar la limpieza en nuestras casas.
Todos los recipientes pequeños en desuso que acumulen agua deben eliminarse, poniéndolos en bolsas plásticas y colocándolas en la vereda de domingo a viernes de 20 a 21 horas.

Recomendaciones

Quienes viajen a países con dengue, deberán a su regreso concurrir de inmediato al médico, hospital o servicio de salud más cercano a fin de efectuarse un control preventivo.

Para evitar las picaduras

No se exponga al sol durante las horas de mayor actividad del mosquito (mañana y tarde).
Utilice repelente cada cuatro horas.
Cubra sus brazos y piernas.
Ante los primeros síntomas

Consulte al servicio médico local si padece dolores musculares, articulares, fatiga, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), erupciones, náuseas, vómitos o fiebre alta.
Si durante las dos semanas posteriores al viaje presenta un cuadro similar al dengue, concurra al médico inmediatamente.
No se automedique.




Fuente: http://www.buenosaires.gob.ar/noticias/prevencion-e-informacion-sobre-el-dengue

Historias: El drama de un italiano que sufrió un robo brutal en Once


Carlo Iannuzzi (29) llegó a Buenos Aires en marzo. En noviembre lo asaltaron y quedó en coma. No recuerda nada de lo que vivió en el país ni de lo que le pasó. Ahora lucha por recuperarse.

Hace casi exactamente 11 meses, Mariolina miraba el Mediterráneo desde su pueblo, en la suela de la bota itálica, y ni ante la siempre tentadora inmensidad comprendía qué fuerza había impulsado a su hijo mayor, Carlo Iannuzzi, a cruzar ese mar y luego el océano hasta llegar a una ciudad tan lejana y misteriosa –aunque un poco tana– como Buenos Aires. Ahora que está aquí lo entiende menos. Cuando salió de urgencia de su pueblito calabrés sentía odio por el lugar al que venía. Ya se le fue, a pesar de que Carlo casi muere y ahora no recuerda a qué vino, ni por qué, ni de dónde le había nacido esa fascinación que lo llevó a pegar un mapa de Argentina en su dormitorio y luego a mudarse aquí. Alguien, en esta capital rioplatense que tanto anhelaba, le borró de varios golpes demenciales en la cabeza todo lo que contenía el disco rígido de su memoria.

No es mucho más lo que se sabe. Salvo que Carlo (29) fue víctima de una golpiza y el posterior robo de su mochila en un episodio confuso ocurrido a las 3.25 de la madrugada del 27 de noviembre pasado en el barrio de Once, casi Abasto. Está vivo porque, después de todo, tuvo algo de suerte. Un hombre lo vio ensangrentado e inconsciente en la calle Perón al 3300, avisó al SAME y los médicos del Ramos Mejía lo operaron y le salvaron la vida después de encontrarle un edema cerebral muy grave. No hubo ningún milagro.

Después de días en coma inducido y dos semanas en terapia intensiva en el Hospital Italiano (fue trasladado allí con la ayuda del consulado de su país), este 2 de febrero salió bien de una operación de reconstrucción de su cráneo y ahora lucha como un gladiador romano en una clínica del barrio de Flores para volver a tener dominio sobre el costado izquierdo de su cuerpo, mientras Mariolina, Elio (su hermano menor, de 27 años) y su amiga Marina Brattoli lo acompañan y le ayudan a ejercitar el territorio más amenazado de su cuerpo: la memoria.

“El soñaba con conocer Argentina como otros tantos italianos a los que nos encanta este país y vinimos”, cuenta Marina, oriunda del pueblo de Molfetta, en la región de Puglia, y que conoció a Carlo en Buenos Aires, en esas reuniones de viajeros y nuevos migrantes que existen desde los tiempos de nuestros bisabuelos. “No sabemos qué lo enloquecía tanto de Argentina. El decía que era joven y que era tiempo de viajar y de conocer el mundo más allá de Europa. No quería quedarse sentado frente a su computadora laboral en Bologna”, relata Elio en su idioma natal, mientras Mariolina sonríe y se muerde el labio inferior y remarca que ella no quería que se fuera tan lontano (lejos).

El daño neurológico de la golpiza es grave. Carlo no recuerda nada de la etapa de su vida en Argentina, que arrancó el 5 marzo del año pasado después de mucho tiempo juntando dinero gracias a un trabajo que lo aburría en Bologna. Ahora se recupera lentamente de su drama neurológico, pero sus problemas de memoria aún incluyen hasta los sucesos inmediatos. A veces se olvida de que acabó de comer.

El trabajo más intenso de Mariolina es repetirle todo para darle fuerza al músculo encargado de los recuerdos. Le habla de su papá, Pino, que se quedó en su pueblo, Roccella Ionica; del azul del mar Jónico; y hasta de su viaje por la Quebrada de Humahuaca, que reconstruye gracias a lo que él le había contado a Marina. Una y otra vez. Mariolina sonríe de nuevo, exagera su cara de cansada y se tapa la cara cuando cuenta el trabajo de amor materno que le toca para que su hijo pueda perpetuar, otra vez, cierta información.

Es decir que Carlo, ingeniero informático, lógicamente tampoco recuerda que tras cinco meses y medio de viajar por el país y conocer Buenos Aires consiguió trabajo en AGEA como analista desarrollador de las aplicaciones para celulares de Deautos.com. Ni que la madrugada en que la historia de su vida dio un giro violento e imprevisible volvía en taxi de una celebración de fin de año con sus compañeros del laburo.

Por eso, hasta hace 10 días la investigación estaba quieta. La voz fundamental, la de la víctima, es puro silencio y no había otras pistas ni testigos que a esa hora de la madrugada hubieran visto algo en esa zona oscura de la Capital. Sin embargo, la fiscal del caso, Cinthia Oberlander, tuvo la cuota de suerte necesaria para dar un avance fundamental: una de las tres cámaras que pidió revisar tomó casi toda la secuencia en la que Carlo terminó inconsciente y al borde de la muerte.

Según una fuente judicial consultada por Clarín, en el expediente figura lo que registró la cámara de seguridad de un galpón ubicado sobre la calle Perón. El episodio filmado dura cinco minutos (entre las 3.21 y las 3.26 de la madrugada) y allí se ve cómo una pareja empieza a agredirlo tras caminar un trecho juntos, cómo Carlo se defiende y luego cae noqueado y cómo le roban la mochila. De acuerdo a las fuentes, los sospechosos estarían identificados (ver Un misterio...).

La violencia que sufrió Carlo colmó de bronca a sus familiares. Pero ahora que están a su lado, lo entienden de otra forma. “Le pudo pasar en cualquier lugar. Inicialmente, sobre todo mi mamá, tenía odio por Buenos Aires. Pero efectivamente, si uno piensa, esto puede suceder en Roma, Milano, Napoli y hasta en nuestro pequeño pueblo. El problema para ella era la lejanía”, explica Elio. 

Por eso lo que preocupa a Mariolina, más que encontrar a los culpables, es que Carlo continúe con la recuperación y que se recupere de la última operación. Si sigue mejorando, los médicos le dijeron a la familia que podrían volver a Italia en 15 días y continuar con la recuperación en Roma.

“En este momento no podemos pensar en otra cosa que en volver a casa. Con estar cerca de la familia y de los amigos alcanza”, suspira Mariolina. Y lo mismo piensa y siente Carlo.

A pesar de que le cuesta ubicarse en tiempo y espacio, hay algo que le vibra adentro y es la pulsión de volver al hogar, de reconstruir su identidad sobre la orilla azul del Mediterráneo junto con sus amigos, su padre, las calles y la comida de su pueblo. Lo dice su mamma: “Está contando los días para volver a Italia”. 

Fuente: http://www.clarin.com/policiales/drama-italiano-sufrio-brutal-Once_0_1517848547.html

Historias: La familia que pasó sus vacaciones en el corazón de la epidemia de dengue


Como todos los años, los Jáuregui viajaron desde Villa Lugano hasta Misiones para descansar y visitar familiares y amigos, pero tuvieron que volverse porque Miriam, la madre, contrajo la enfermedad, y dos de las hijas ya presentaron síntoma.

Cada verano, Miriam Oviedo viaja con su familia a Misiones, donde combina la visita familiar anual con las vacaciones. Pero esta vez, volvió a Buenos Aires muy asustada. El nuevo año la sorprendió con fiebre de 40 grados, mucho dolor de cabeza y la sensación de que los ojos se le hundían. Nunca había sentido semejante dolor en el cuerpo.

En el hospital de Posadas, el médico le hizo el diagnóstico en el momento: "Tiene dengue", le dijo, sin dudar. Le indicó reposo, paracetamol para el dolor de cabeza y el cuerpo, y tomar mucha agua. "Me dijo que si tenía hemorragia, que volviera al hospital. Me asusté tanto por lo mal que me sentía, que le pedí a mi marido que sacara los pasajes para volvernos a casa con los chicos", cuenta a LA NACIÓN Miriam, de 42 años. Está en la puerta del hospital Muñiz, donde ahora está internada su hija, que también se enfermó.

De los cinco integrantes de la familia, dos contrajeron la enfermedad, y otra de sus hijas presentó los primeros síntomas. Sus familiares de Posadas se contagiaron todos.

En el hospital de Posadas, a Miriam no le dieron ninguna constancia por escrito del diagnóstico. Sólo le dijeron que todo quedaba computado. "Tuve cinco días de fiebre muy alta -dice-. No me podía levantar de la cama del dolor de huesos. Y el de cabeza era muy fuerte y constante. No quería comer. Sólo tomaba agua."

Con Claudio Jáuregui, su marido de 47 años, viven en Villa Lugano. Ella es madre de cuatro chicos: Priscila (20), Julio (19), Camila (16) y Mauricio (10). Con su marido conocen bien de qué se trata el dengue. Y aseguran que lo que vieron este año en Misiones no es lo mismo de veranos anteriores: es como si esta vez los mosquitos se hubieran vuelto resistentes, coinciden. "Cuando llegamos, todos mis familiares y mis amigas estaban enfermos", dice ella.

Allá, en la calle, el almacén, los bares, la gente habla, preocupada, del dengue. "Mi mamá me dijo que hay mucho mosquito, mucha enfermedad. Que los que están más graves quedan internados y al resto, los mandan a la casa. Está lleno de casos y nadie dice nada", asegura.

El último Boletín Epidemiológico que publicó el Ministerio de Salud de la Nación muestra que en las tres primeras semanas del año, las provincias informaron al sistema nacional de vigilancia sanitaria sólo 722 casos de dengue, 44 de chikungunya y cuatro de zika, estos dos últimos en estudio. Hasta el miércoles, sólo Misiones informó que ya superaba los 1800 casos de dengue. Desde el Ministerio de Salud nacional ya habían adelantado a LA NACIÓN que las cifras reales podrían ser dos o tres veces mayores. Y mientras que en Brasil y Paraguay avanzan los tres virus por igual, en las provincias con paso a esos países sólo se habla de dengue.

El pasado 8 de este mes, Miriam volvió a casa. Quedaron en Misiones sus hijas Priscila y Camila, que querían terminar sus vacaciones. A ella no le gustaba demasiado la idea, pero ante la insistencia aceptó. Les pidió que se cuidaran mucho. Durante el viaje en ómnibus, a Miriam le salió un sarpullido en todo el cuerpo. Entonces, apenas llegó a Buenos Aires lo consultó en el hospital Ramos Mejía. Le hicieron estudios y lo confirmaron: era dengue.

Mientras ella se recuperaba, Camila empezó a mandarles mensajes por WhatsApp desde allá. Tenía los mismos síntomas que Miriam, y le aparecieron tres ronchas en las piernas que se convirtieron en heridas dolorosas. Julio, el mayor de los varones, viajó a buscar a sus dos hermanas. Cuando llegó, avisó que Camila estaba en cama y que no se podía mover del dolor en el cuerpo. Que había ido al hospital, donde quedó internada por unos días porque vomitaba sangre. "Me desesperé y le dije al médico que iba a viajar a buscar a mi hija, pero me dijo que no porque me estaba recuperando. Si me picaba un mosquito infectado otra vez, podía ser más grave, con hemorragias", cuenta Miriam.

Finalmente fue su marido quien viajó a buscarla el lunes pasado. Apenas regresaron fueron al hospital Muñiz. "No podía hablar, le pusieron suero. Tenía las plaquetas muy bajas y los médicos nos dijeron que tenía una infección en las heridas de las piernas. Perdió mucho peso porque no comía desde que empezó con fiebre", cuenta Miriam.

Ahora está junto a Claudio, a metros de la puerta donde funciona la Unidad de Terapia Intensiva. Adentro los espera Camila. El parte médico de ayer indicaba una mejora y que hoy podría pasar a una habitación común. Hasta ayer, estaba pendiente el resultado de los análisis. Priscila, en tanto, ya tenía fiebre alta.

Miriam reflexiona sobre lo que están viviendo: "Para mí, es grave. Si no mirá lo que me pasó y mirá donde está mi hija ahora. Hay que cuidarse y tomar precauciones. En los hospitales de allá, los médicos no dan abasto. Voy todos los años, pero este verano, por donde vas, ves que la gente está mal".

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1866712-la-familia-que-paso-sus-vacaciones-en-el-corazon-de-la-epidemia-de-dengue