miércoles, 21 de marzo de 2018

Situación de Sarampión en América



Riesgo de reintroducción en Argentina

Situación de Sarampión en América Ante la circulación del virus de sarampión en países de América y el resto del mundo y el tránsito de personas desde y hacia esos países actualmente afectados, el Ministerio de Salud de la Nación emite el presente alerta

Ante la circulación del virus de sarampión en países de América y el resto del mundo y el tránsito de personas desde y hacia esos países actualmente afectados, el Ministerio de Salud de la Nación emite el presente alerta, con el objetivo de informar sobre la situación, difundir las recomendaciones para la población local y los viajeros e instar a los equipos de salud de todo el país a intensificar la vigilancia epidemiológica de la Enfermedad Febril Exantemática, así como verificar los circuitos y protocolos para la notificación oportuna y la implementación inmediata de acciones de control ante la detección de casos sospechosos. 

SITUACIÓN MUNDIAL Y REGIONAL La Región de las Américas fue la primera del mundo en ser declarada libre de los virus de la rubéola en 2015 y del sarampión en 2016, por un Comité Internacional de Expertos (CIE). En Argentina no se registran casos  autóctonos de sarampión desde el año 2000 y de rubéola y síndrome de rubéola congénita (SRC) desde el año 2009. En la Región de las Américas, durante el año 2017 cuatro países notificaron casos confirmados de sarampión: Argentina, Canadá, EEUU y la República Bolivariana de Venezuela. Desde enero de 2018, nueve países notificaron casos confirmados: Antigua y Barbuda (1 caso importado), Brasil (14), Canadá (4 casos importados), Colombia (1 caso importado), Guatemala (1 caso importado), Estados Unidos (13 importados y relacionados a la importación), México (4), Perú (2 casos en residentes que no han salido del pais) y la República Bolivariana de Venezuela (159). 

RECOMENDACIONES PARA EL EQUIPO DE SALUD Para evitar la reintroducción del virus del sarampión en el país, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda: Verificar esquema de vacunación completo para la edad o de 12 meses a 4 años: deben acreditar UNA DOSIS de vacuna triple viral (sarampión­rubéola paperas). Mayores de 5 años: deben acreditar DOS DOSIS de vacuna con doble o triple viral después del primer año de vida. Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque son considerados. Intensificar la vigilancia epidemiológica de casos sospechosos de enfermedad febril exantemática (EFE). Los casos SOSPECHOSOS de sarampión y rubéola constituyen Eventos de Notificación Obligatoria regulados por la Ley 15.465 que obliga a todos los profesionales médicos y bioquímicos a realizar la notificación de los mismos (se desempeñen en cualquiera de los subsectores de atención: público, privado o de la seguridad social). 

Mayores voluntarios del hospital Ramos Mejía

Adultos mayores promotores de salud realizan charlas sobre calidad de vida, jornadas en colegios, postas sanitarias en plazas y tejen mantitas para el sector de Neonatología, entre otras actividades.
El grupo de Promotores Voluntarios de Salud para Adultos Mayores del Hospital Ramos Mejía organiza distintas actividades: charlas sobre calidad de vida, jornadas intergeneracionales en establecimientos educativos, juegoteca en el nosocomio, postas sanitarias en plazas; tejen mantitas para el sector de Neonatología; entre otras.
La iniciativa surgió en 2003. Cada año se realizan cursos de formación de promotores voluntarios de salud, en la Unidad de Geriatría de dicho nosocomio. Hoy el grupo está integrado por una 16 personas mayores, cuya edad promedio ronda los 75 años.
Acerca de las actividades, la médica de planta de la Unidad de Geriatría Maya Sinjovich indicó que los promotores realizan “una charla mensual sobre distintos temas, como calidad de vida, qué hacer en el tiempo libre, abuso y maltrato”, entre otros; algunas promotoras “tejen mantitas para el sector de Neonatología”; también organizan una juegoteca y visitan escuelas, “van a un jardín, a una primaria y una secundaria para promover un envejecimiento activo y derrumbar prejuicios”.
“La imagen de las personas adultas mayores se forma desde la niñez. En los jardines se realizan juegos con los nenes. En la primaria, antes de la visita, los alumnos suelen dibujar a una persona mayor con un bastón y, luego del encuentro, dibujan a un adulto mayor bailando. Hablan sobre los juegos de antes, le llevan el balero, muñecos. En la secundaria charlan con los adolescentes, muestran historias reales”, señaló.
Miguel Hadid, ex jefe de la Unidad de Geriatría del Hospital Ramos Mejía y quien llevó adelante desde sus comienzos la iniciativa de promotores voluntarios, comentó: “Lo que intentamos es que la gente fuera proponiendo y apropiándose del lugar, de las actividades, generando proyectos”.
“Cada año se hacen dos cursos para incorporar integrantes y cuentan con la participación de los que ya son voluntarios”, señaló, y agregó con orgullo que “se realizan actividades muy lindas e interesantes”.
“Uno de los proyectos más antiguos es de las estaciones saludables en plazas, donde los promotores reciben a los vecinos, toman la presión arterial, pesan, miden, los invitan a moverse, jugar, y después de unos meses los voluntarios los llaman para ver si modificaron hábitos. Hemos medido los resultados y, con el contacto con los pares, nueve de cada diez personas que tenían que corregir hábitos, lo hicieron”, remarcó.
Hadid manifestó que “se trabaja en la promoción de la salud, algo que está antes de la prevención, porque no se está mirando las enfermedades sino promocionando” hábitos para mantener la salud.
También señaló que los y las promotoras voluntarias arman proyectos, “detectan algo que pueda ser mejorado y en conjunto elaboran una estrategia; por ejemplo, puede ser la organización de un taller o mejorar el estado de la vía pública alrededor del hospital”.
Elena Bauer, de 82 años, es promotora voluntaria de salud desde hace unos siete años. Se sumó tras recibir un folleto en las estaciones saludables que el grupo realizó en la plaza 1º de Mayo. “Esta es una forma de colaborar haciendo algo positivo para los demás. La mano hay que ofrecerla antes que la gente la pida”, manifestó.
Bauer señaló que “al principio se hace un curso de formación de promotores y (a los integrantes) se les da la posibilidad de colaborar en lo que cada uno sabe. Yo me ocupo de la difusión y buscar colaboración de empresas. Otras voluntarias tejen para donar en el hospital porque a veces hay mamás que vienen y no tienen con qué vestir o arropar a los bebés”.
También indicó que “una vez por mes hay charlas donde vienen profesionales o especialistas y luego se pregunta o se convierten en un coloquio” y durante el año “se va a escuelas, se juega con los chicos y enseña algunos hábitos saludables”.
“El grupo está consolidado. A principio de año se planifican las actividades, los cursos, las charlas y se trabaja en forma organizada. Poder hacer cosas que sirvan a la comunidad es bárbaro”, afirmó.
Por su parte, Teresa Vergara, de 71 años, se sumó hace unos cinco años como promotora voluntaria. “Me enteré porque me dieron un folleto. Fui, hice el curso y es muy lindo. Toda mi vida hice voluntariado. Mi mamá nos inculcó que siempre hay que pensar que hay personas que necesitan una mano”.
En este sentido comentó: “Yo presenté un proyecto. Charlando con los adultos mayores que iban a las postas sanitarias en las plazas se quejaban que los jóvenes los trataban mal y yo no tengo esa visión. Es como decir ‘todos los jóvenes son iguales’, ‘todos los adultos mayores son iguales’. Entonces pensé un proyecto para quebrar la brecha generacional. Fui a una escuela técnica (del barrio porteño) de Boedo y le planteé al director que nos gustaría hablar con los jóvenes, saber qué piensan. Me derivó al asesor pedagógico y empezamos a armar la iniciativa. La primera visita fue impactante, muy emocionante”.
Al respecto indicó que “hace tres años” que se realizan estas jornadas. “Charlamos de cómo eran las fiestas antes y ellos nos cuentan cómo son ahora. Con una profesora de arte hicimos trabajos manuales. En una oportunidad fuimos con los alumnos a una radio. En el colegio nos cuentan que a los chicos les hace muy bien y todos los años preguntan cuándo vamos. Una de las cosas que nos dimos cuenta es que hay chicos que están muy solos; y ellos lo comentan también. Los adolescentes empiezan a abrirse, a contarnos cosas. Es muy gratificante para ellos y para nosotros”, afirmó.
Los promotores voluntarios retomarán las reuniones el 19 de febrero, los lunes de 10.30 a 12, en la Unidad de Geriatría del Hospital Ramos Mejía, Urquiza 609, CABA. Y para el 19 de marzo está previsto el comienzo de un curso de formación de promotores voluntarios de salud para adultos mayores.
Fuente: https://www.diariopopular.com.ar/general/mayores-voluntarios-del-hospital-ramos-mejia-n337771

miércoles, 31 de enero de 2018

Taller “A mover el esqueleto”


Hospital General de Agudos José María Ramos Mejia
Departamento Área Programática de Salud
División Programas y Centros de Salud


CAMINATAS……2018!
Taller “A mover el esqueleto”

¿Dónde?  Plaza Boedo. Estados Unidos y Sánchez de Loria
¿Cuándo?
Mes


Hora
Febrero
Jueves 15
Martes 27
8:30hs.
Marzo
Jueves 15
Martes 27
8:30 hs.
Abril
Jueves 12
Martes 24
9 hs.
Mayo
Jueves 10
Martes 22
9 hs.
Junio
Jueves 7
Martes 19
9:30 hs.
Julio
Jueves 5
Martes 17
9:30 hs.
Agosto
Jueves 2
Martes 14
9:30 hs.
Septiembre
Jueves 6
Martes 18
9 hs.
Octubre
Jueves 4
Martes 16
9 hs.
Noviembre
Jueves 1
Martes 13
9 hs.
Diciembre
Jueves 6
Martes 11
8:30 hs.

Actividad abierta para mayores de 60 años
Hospital Ramos Mejía. Área Programática de Salud. Equipo de trabajo en Gerontología
4957-2554
adultosmayores.ramosmejia@gmail.com



Un adulto mayor es un sujeto con capacidad de transformación de su realidad, con autonomía para generar proyectos, para fortalecer y construir  redes sociales desde las cuales asumir una posición activa a través de su participación.
Desde esta perspectiva se propone el Taller ¨A Mover el Esqueleto¨, sus objetivos son mejorar la calidad de vida de los adultos mayores que concurren al taller, favoreciendo la autonomía, la actividad física, alimentación saludable, la reflexión y la socialización. Participan del mismo, adultos mayores de 60 años independientes para las actividades de la vida diaria.


lunes, 22 de enero de 2018

Fiebre amarilla

Vacuna contra la Fiebre Amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad transmitida por mosquitos infectados. La vacunación es la medida preventiva más importante y una sola dosis brinda protección de por vida.

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados.
La vacunación es la medida preventiva más importante contra la fiebre amarilla.
La vacuna es segura, asequible, muy eficaz y una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de refuerzo. La vacuna ofrece una inmunidad efectiva al 99% de las personas vacunadas en un plazo de 30 días. (Fuente: Organización Mundial de la Salud).
El término "amarilla" alude a la ictericia que presentan algunos pacientes. Una vez contraído el virus y pasado el periodo de incubación de 3 a 6 días, suele causar fiebre, mialgias con dolor de espalda intenso, cefaleas, escalofríos, pérdida de apetito y náuseas o vómitos.
El número de casos de fiebre amarilla ha aumentado en los dos últimos decenios debido a la disminución de la inmunidad de la población, la deforestación, la urbanización, los movimientos de población y el cambio climático.
No hay tratamiento curativo para la fiebre amarilla. El tratamiento es sintomático y consiste en paliar los síntomas y mantener el bienestar del paciente.
Recordar que la vacunación debe realizarse al menos 10 días previos al viaje.
Para saber si tenes que vacunarte ingresá Aquí
El uso adecuado de repelentes contra mosquitos también constituye una eficaz medida de prevención que no debe dejar de ser utilizado por personas que hayan sido vacunadas, ya que existen otras enfermedades que también pueden ser transmitidas por mosquitos.

¿Dónde vacunarse?

Dirección de Sanidad de Fronteras
De lunes a viernes de 10 a 15 hs. Sin turno previo.
Av. Pedro de Mendoza S/N y Blanes (debajo de la autopista frente al Colonia Express).
Tel.: 011 5273-4603
Hospital de Infecciosas F. Muñiz
Martes y viernes de 10 a 12 hs, con cupos limitados. Sin turno previo.
Uspallata 2272
Durante los meses de enero y febrero se agregan los siguientes lugares:
Hospital General de Agudos Dr. Teodoro Alvarez Lunes y jueves de 9.00 a 12.00hs, con cupos limitados. Sin turno previo.
Aranguren 2701
Hospital Pirovano Martes y jueves de 9.00 a 14.00 hs, con cupos limitados. Sin turno previo.
Monroe 3555
Hospital Velez Sarsfield Martes y Viernes de 8.30 a 11.30 hs, con cupos limitados. Sin turno previo.
Calderón de la Barca 1550
Cesac N°33 Miércoles y jueves de 10.00 a 13.00 hs, con cupos limitados. Sin turno previo.
Av. Cordoba 5741 • Antes de la vacunación: Se realiza una consulta previa para evaluar las condiciones médicas que habiliten a recibir la Vacuna contra la Fiebre Amarilla que incluye edad, situación clínica de cada persona y el destino del viaje. • Se evalúa el riesgo de exposición según recomendaciones vigentes al día de la fecha de la consulta.

Consultas

Llamar al 147 y al correo electrónico inmunizaciones@buenosaires.gob.ar

lunes, 1 de enero de 2018

El cigarrillo y la nicotina van a desaparecer en 100 años




La reconocida tabacóloga Marta Angueira asegura que el cigarrillo electrónico no sirve para dejar de fumar y promueve la iniciativa para que plazas y parques sean espacios libres de humo.

Hubo un tiempo en que el tabaco se vendía en las farmacias. Recién en la década del 50 empezó a ser perjudicial para la salud. Más acá en el tiempo, en los 80, los japoneses advirtieron que las esposas de los fumadores tenían más cáncer de pulmón sin haber fumado jamás. Así se descubrió que el humo de segunda mano también enferma y mata. Desde entonces se lucha contra el tabaco en casi todo el mundo.
De acuerdo a los datos de la Tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, el porcentaje de fumadores jóvenes (13 a 15 años) y adultos (18 y más) dismuniyó. En 2005 fumaba el 29,7% de la población, mientras que en 2013 ese porcentaje bajó a 25,1%.
Otro dato importante es la exposición al humo ajeno en ambientes cerrados. Siempre fueron mejorando los índices: 52% en 2005, 40,4% en 2009 y 36,3% en 2013.
Marta Angueira además de ser médica especialista en Salud Pública y es jefa de la división promoción de la salud del Hospital Ramos Mejía. En diálogo con Infobae elogia los avances alcanzados hasta ahora pero pide más controles y que el cigarrillo electrónico queda incluido en la ley que prohíbe fumar en espacios cerrados.
 –¿Se sabe cuanta gente fuma en la Argentina?
-Según la última encuesta nacional de factores de riesgo del año 2013, estamos en un 25 %, es decir que fuma uno de cuatro argentinos adultos. Nos faltan datos nuevos. La misma encuesta debería haberse hecho este año. En  Ciudad de Buenos Aires, con datos de 2015, hay un 22 % de fumadores, un poquito más bajo que la media nacional pero la impresión general es que está estancada la cifra de prevalencia de tabaquismo en Argentina.
-¿Y a qué se debe?
-Hay miles de factores. Así como para dejar de fumar influyen muchos causas, para mantenerse fumando también. La falta presencia del tema en los medios y la agenda pública es una de las razones. El último logro lo conseguimos en 2015 con la suba del impuesto que aumentó el precio del atado un 50 %. Algunos pensaron en dejar, un pequeño porcentaje lo hizo, y otros cambiaron a marcas más económicas o al armado de cigarrillos. Por eso creo que es necesario que el cigarrillo siga aumentando de precio. Favorece no sólo a quienes tienen que dejar de fumar sino a los chicos porque si es muy accesible los jóvenes que todavía no trabajan compran.
-¿Tenemos conciencia como sociedad de lo dañino que es el cigarrillo?
-La gente tiene conciencia de que el humo de tabaco no daña solamente al que fuma sino que también a terceros. De todas maneras creo que está faltando un poco de control. Estamos viendo proliferar algunas situaciones que no están dentro de la ley.
-¿Cómo por ejemplo?
-Hay bares que corren la línea de edificación hacia atrás y al ingreso colocan un espacio para fumadores que no tiene vidriera pero sí techo y paredes. Eso no debe ocurrir, según la ley. En ese lugar no se debería poder fumar porque además está ubicado en la entrada del local, donde el paso es obligatorio.
-¿Por qué es tan importante que no existan esos espacios?
-Justamente porque estamos hablando del perjuicio que le hacemos a otro. Todo el que fuma sabe que el cigarrillo hace mal a la salud. La acción de fumar daña a otro. Y eso es lo que ocurre cuando fumamos en lugares cerrados.
-¿Hay un proyecto para prohibir fumar en parques y en plazas?
-Estamos trabajando para eso. En el mundo se va avanzando por etapas. Una vez que se logra en lugares cerrados se va avanzando hacia espacios abiertos, donde se pueda dañar a otro. Y en los parques y plazas hay muchos niños a quienes no sólo puede dañar el humo del cigarrillo. La industria tabacalera desde la publicidad se dedicó por muchos años a instalar la normalización del fumar. El fumar no es normal. No es normal respirar humo en lugar de aire. Si los chicos ven fumar al adulto, estamos normalizando el fumar. Por eso está la propuesta de avanzar en ese sentido, sobre todo en los lugares de juego de los niños.
-¿Es recomendable el cigarrillo electrónico para quien quiera dejar de fumar?
-En Argentina, el cigarrillo electrónico es un tema bastante complicado. Está prohibida su exportación, su venta y la comercialización en kioscos, pero no está prohibido fumarlo. Hay que aclarar que el humo del cigarrillo electrónico es dañino a la salud. Entonces en principio habría que incluir en las leyes de ambientes libres de humo al cigarrillo electrónico.
-¿Hace mal a los pulmones?
-No es tan nocivo como el cigarrillo pero tiene elementos químicos perjudiciales, sobre todo si se usa en lugares cerrados. Acá se ha instalado la idea de que no hace mal a la salud pero su uso no es aconsejable. El cigarrillo electrónico tiene una vida muy corta y todavía no sabemos exactamente los daños a largo plazo que puede causar. Si bien en algunos países de Europa está aprobado como método para dejar de fumar, hubo muchos estudios financiados por la industria tabacalera que son las mismas que los producen.
-¿El gesto de usarlo como un cigarrillo tampoco ayuda a dejar de fumar?
-Exactamente . El gesto mano-boca se hace muy seguido, entonces se transforma en una adicción gestual que se extraña cuando se deja de fumar.
-Entonces lo mejor es reducir todos los hábitos…
-Claro, cualquier estímulo. Si un ex fumador ve a alguien fumar un cigarrillo electrónico es muy probable que le den ganas de fumar también.
-Alguna vez te escuché decir que el cigarrillo es una cortina de humo para un montón de problemas …
-Los problemas, la soledad y el estrés  se esconden con el cigarrillo. Por ejemplo las mujeres, cuando acostaron a todos los chicos, fuman y se relajan. La nicotina tiene ese efecto ambiguo por eso es tan difícil dejar de fumar. Es más difícil que dejar otras drogas. Hay cinco veces más posibilidades de recaer con el tabaco que con la heroína.
-Entonces es toda una decisión dejar de fumar…
-Es toda una decisión porque el cigarrillo forma parte de la vida de todos los días. Y eso se debe a que está normalizado el fumar.
-¿Cuáles son los riesgos del cigarrillo?
-El cigarrillo no deja órgano ni sistema sin tocar. Desde el cabello hasta la irrigación de los todos los órganos. Puede producir cáncer de pulmón, de mama y todo lo que tiene que ver con boca,  bronquios, lengua, labios. Además de cualquier tipo de insuficiencia arterial provocando infartos en piernas, intestinos, corazón y cerebro.
-¿Cómo imaginas el futuro del cigarrillo de acá a 100 años?
-Argentina que es muy resistente a los cambios sobre todo cuando tienen que ver con la vida de todos los días. Si pensamos lo que pasaba en 2000 y vemos como estamos ahora  el avance cultural es ostensible. Se trabajó muy bien el daño que produce a la salud de terceros. Creo que en 100 años el cigarrillo y la nicotina van a desaparecer y eso la industria tabacalera lo sabe. Por eso están tratando de inventar nuevas formas. Una es el cigarrillo electrónico, otra el tabaco de mascar y se está investigando en el rapé. Ellos van a tratar de mantener el negocio a toda costa pero yo espero que para entonces el tabaquismo sea un mal recuerdo del pasado.
Fuente: https://www.infobae.com/salud/2018/01/01/marta-angueira-el-cigarrillo-y-la-nicotina-van-a-desaparecer-en-100-anos/